Rennes-le-Château

La historia documentada de un cura y su leyenda.
Lo demás o te lo crees o no….

01-08-1962 – La Depêche du Midi

Arnaut-Charroux-Corbu01-08-1962 – La Depêche du Midi

Tras la emisión del famoso programa radiofónico de Robert Arnaut, en julio de 1962 en Rennes-le-Château, con Robert Charroux y Noël Corbu, el 1 de agosto apareció un artículo en La Dépêche du Midi en donde se narraba el acontecimiento, así como las andanzas de Robert Charroux en el pueblo con su “detector de metales”…

————————-

01-08-1962 Cuando el Club de buscadores de tesoros y la RTF se interesan en RLC

De todas las historias de tesoros enterrados que conocemos, el de Rennes-le-Château es una de las más espléndidas. En realidad, no sabemos si el tesoro cátaro está enterrado “en algún lugar” bajo la antigua capital visigoda. Al fin y al cabo, ¿qué importa? – la leyenda es mucho más encantadora que los simples hechos podrán ser jamás.

Rennes-le-Chateau, hijo favorito de la R.T.F.

Rennes-le-Château ya ha recibido varias visitas de la RTF. ¿Quién podría olvidar la visión de Monsieur Noël Corbu con sotana en el papel del abad Saunière, el hombre que en realidad “encontró” el tesoro.? El pasado lunes por la tarde otro programa fue grabado: una vez más los archivos del Abbé han sido abiertos, y el señor Corbu estaba obligado a responder a toda una serie de preguntas, y lo hizo con muy buena gracia. La R.T.F. ciertamente parece estar enamorado de Rennes-le-Château.

Un club “diferente a cualquier otro”

Este programa no fue sin embargo como todos los demás. Fue organizada por un tal Robert Charroux, presidente del Club des Chercheurs de Trésors, quien es el autor de un libro maravilloso publicado por Fayard titulado “Trésors du monde“. El Club cuenta con 29 miembros. Para unirse a él realmente tiene que haber descubierto un tesoro escondido. Un vistazo a la lista de miembros revela algunos nombres prestigiosos, entre ellos Henry de Monfred, capitán Tony Mangel (“el último de los piratas”) y Florent Ramaugé, quien, a bordo de la famosa embarcación de Dod Osborne, la “Chica-Pat”, ha pasado seis años en busca de un tesoro en la Bahía de Vigo. El club celebra sus reuniones en la “cueva de los falsificadores”, y cada miembro lleva como insignia una pieza española recuperada de un galeón. Nadie podía crear el tipo correcto de la atmósfera para los espectadores del programa mejor que Robert Charroux.

La caza del tesoro

Por supuesto que estamos aquí para unirnos en una búsqueda del tesoro, por lo que Robert Charroux está presentando su “detector de tesoros”. Imagine un contador Geiger conectado por un cable a una rueda de madera. Un silbido tenue es audible a través de los auriculares. Tan pronto como la rueda se acerca un objeto metálico el silbido se hace más fuerte. Y esto no es un péndulo o una vara de zahorí – esto es la ciencia que viene en ayuda de cazadores de tesoros.
Una extraña procesión pasa por la iglesia y el cementerio. La rueda del detector de tesoros ha sido arrastrada sobre casi todas partes. El diablo en la pila de agua bendita parece golpear nuestros corazones cuando el silbido se hace más fuerte… Dentro de la iglesia nada “significativo” se detecta, aparte de algunos objetos de chatarra. En el cementerio parece que va a ser lo mismo hasta que, a los pies de la espadaña, cerca de la tumba de Barthélemy Rivière, quien murió el 22 de abril en el año de gracia de 1896, el detector de tesoros se vuelve loco y la aguja del amperímetro se sale de la escala. Robert Charroux gira y gira otra vez la rueda hacia atrás y hacia delante sobre el punto crítico. Todo el mundo detiene la respiración a la espera del veredicto. Por último, tenemos que: “A lo largo de una longitud de aproximadamente un metro y medio hay tres puntos metálicos, ubicados al menos un metro hacia abajo.” Eso es todo.
Sin embargo, dado que el detector sólo es eficaz hasta un metro de profundidad todavía podemos mantener nuestras esperanzas en alto. Charroux promete regresar con un mejor detector que es más efectivo hasta una profundidad de cuatro metros.

Un llamamiento a oyentes parisinos

Las esperanzas de encontrar algo en Rennes-le-Château se han planteado aún más mediante un llamamiento a través de las ondas de dos piedras triangulares que llevan varias inscripciones clave. Estas dos piedras se cree que están en algún lugar de París. Un posee la inscripción: “P. Reddis Celis Regis Arcis Praecum” y la otra, “Sae sis in medio linea ubi M. linea cecat parva PS Praecum. ”

Si es verdad

Y así, la audiencia de canal “France I” va a ser obsequiado con la historia del tesoro de Rennes-le-Château. Una historia que bien vale la pena seguir, porque, ¿y si es cierto que barriles llenos de oro fueron descubiertos allí un día, hace mucho tiempo?”….

Traducción Enric Sabarich
——————————————————–
Fuente: Patrick Mensior

Download the PDF file .

CC BY 4.0 01-08-1962 – La Depêche du Midi por Xavi Bonet está licenciado bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Mis libros y otros
El Caballo de Diablo

El caballo del diablo

Jaque mate a los pergaminos de Rennes-le-Château

Compendium Rhedae Rennes-le-Château

Compendium Rhedae

100 años de Rennes-le-Château

Enlaces de interés

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.